Encuesta Balotage Argentina, consultora Management & Fit – 11 de Noviembre 2015

MAcri1.- Mauricio Macri – Cambiemos 46 %
2.- Daniel Scioli Frente para la Victoria 40.2 %
Indecisos 10.9 %
Blanco/Nulo 2.4 %
El grupo de los indecisos se está convirtiendo en clave para los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina que tendrá lugar el próximo 22 de noviembre. Los dos candidatos lo saben y de ahí que tanto Scioli como Macri apelen a ellos sin disimulo en sus intervenciones. En el esperado debate del próximo domingo también jugarán un papel muy importante.
El grupo de electores que aún no tiene decidido su voto podría estar en torno al 10% según una encuesta publicada en exclusiva por Clarín el pasado domingo. El trabajo, realizado por la consultora Management & Fit, le da al candidato opositor de Cambiemos una intención de voto del 46,% frente al 40,2% del candidato oficialista del Frente para la Victoria. Muy similar a la primera vuelta sería el porcentaje de votos en blanco o votos impugnados, con un 2,4%. Solo un 0,2% no iría a votar. El 10,9% lo representarían los indecisos.
La encuesta publicada en exclusiva por Clarín también hace una división del grupo de indecisos por zonas. Así, la región Centro del país (Ciudad y provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba y La Pampa, que concentra el 66,1% del electorado) es la que más indecisos promedia, con un 11,6%. Después estaría el Noreste (Formosa, Chaco, Corriente y Misiones, 9,2% del electorado), con 10,1%; posteriormente Cuyo (San Juan, Mendoza y San Luis, 7,1% del electorado), con 9,4%; luego el Noroeste (Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero, 12,1% del electorado), con 9,3%; y finalmente el Sur (Río Negro, Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego, 5,5% del electorado), con 9,1%.
Y es que sin tener en cuenta aquello que avanzan las encuestas, el número de argentinos que tiene que decidir su voto para esta segunda ronda no es nada despreciable. Si sumamos el 28,77% de los votos conseguidos por los cuatro candidatos perdedores en la primera vuelta, con los votos en blanco, anulados y recurridos, obtenemos 8 millones.
El peronismo ha de hacer frente a una situación a la que no está acostumbrado. Tras llevar 14 años de poder en Argentina, las encuestas lo dan como perdedor. Mauricio Macri aparece en las encuestas por delante de Daniel Scioli. De ahí la importancia que tendrá el único debate presidencial de este domingo. Es la última gran oportunidad de Scioli de darle la vuelta a las encuestas y convencer a los argentinos ante unas elecciones que se le están poniendo cuesta arriba.
Un debate presidencial nada habitual en Argentina, el único gran país de Latinoamérica en el que los candidatos no debaten sus propuestas. Será el primero en la historia, después de que en 1989 el peronista Carlos Menem aceptara un debate y diera plantón a última hora.

Comenta y comparte en Facebook

comments